Negocios Sostenibles


Durante el segundo semestre de 2017 he impartido clases en la EU Business School sobre cómo diseñar y levantar un negocio de tipo sostenible. El título de este post no es pues un título al azar, sino que está relacionado con esta experiencia y con los dos últimos viajes que he realizado. Del primero ya hablé hace unos meses (Coolhunting, proyectos y negocios) y del segundo, mi reciente desplazamiento a Copenhague, voy a hablar en este post.  No se trata solo de posts relacionados con viajes (ni tan siquiera pretendo hacer un artículo académico) sino que y, sobre todo, ambos posts están relacionados con el concepto de sostenibilidad y con su potencial viabilidad económica respecto a los negocios.


Hay tres puntos sobre los cuáles debemos prestar atención.
El primero es saber de qué hablamos cuando hablamos de sostenibilidad. No se trata únicamente de ser “más verdes” sino que, incluir temas relacionados con la protección de los Derechos Humanos, buenas prácticas a nivel laboral, negocios éticos, etc.… Recientemente he participado en un estudio que analizaba el impacto y las consideraciones éticas sobre un determinado sector. Este trabajo no ha hecho más que confirmar mi convicción de que ética y sostenibilidad van de la mano.

 

El segundo punto es saber cómo afecta a los negocios una tendencia de tipo social y que modelos de negocio pueden darle respuesta. Aquí la cosa se complica. El mundo está cambiando, pero los contextos sociales y económicos y tienen un impacto directo sobre la velocidad y dirección del cambio y, respecto a los modelos de negocio, a veces se hace difícil saber la viabilidad de un negocio sostenible sin conocer toda esa información.

 

El tercer punto está relacionado con las habilidades de quiénes inician un negocio sostenible y su capacidad para conectar con una amplia mayoría de consumidores que conocen la importancia del concepto “sostenibilidad” pero que, como comentaba antes, están muy a menudo condicionados por sus respectivos contextos económicos y sociales. Estas situaciones pueden frenar la adopción definitiva de esta y otras tendencias.
Durante mi visita a Copenhague, he tenido el placer de contactar e intercambiar experiencias con diversos profesionales y empresas. Para este post me gustaría destacar mi visita a SPACE 10, un living lab que destacada, entre muchas otras cosas, por buscar soluciones de cara a la mejora de la alimentación relacionada con diversas tendencias demográficas. Este tipo de iniciativas se hacen muy necesarias y es buena señal que haya quién, además de pensar, empiece a actuar.

Si nos fijamos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS) y observamos estrategias como impulsa la Economía Circular, nos damos cuenta de que este es un fenómeno vivo. Sin embargo, la realidad suele ser tozuda y los condicionantes económicos, sociales, culturales, así como hábitos y estilos de vida, suponen a veces niveles de resistencia muy altos de cara a la adopción total del concepto de sostenibilidad (y, por supuesto, a la creación y crecimiento de negocios sostenibles).

Mi modesta opinión es que debemos ir hacia este tipo de negocios (escenarios contrarios no parecen demasiado buenos). No solo debe impulsarse su creación, sino que los negocios ya existentes deberían adoptar el concepto de “sostenibilidad”. Sin embargo, como socióloga sé que cualquier cambio profundo (y este lo es) requiere tiempo y que forzar a consumidores, usuarios y ciudadanos a la adopción de determinados factores produce justo el efecto contrario al esperado.

La estrategia de concienciación y acompañamiento será larga y deberá estar acompañada de la mejora de determinadas situaciones socioeconómicas. Es posible que lo más deseable sean pequeñas acciones a escala local que estén sin embargo incluidas en una tendencia global mayor.
Modificar hábitos y estilos de vida, más en determinados contextos, es muy difícil. Pero los cambios son necesarios si queremos dar respuesta a tendencias globales de manera local y con un impacto real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *